La evaluación en el aprendizaje cooperativo.

Los hermanos Johnson (me sorprendió que fueran hermanos y a la vez eminencias en el terreno de la educación) publicaron este libro que nos acerca al aprendizaje cooperativo. Aunque en muchas ocasiones nos habla de la evaluación, el libro también se centra en dar la importancia suficiente a la utilización de estos grupos por la potencia que genera en las interrelaciones en el proceso de enseñar y evaluar (muestra la importancia de saber diferenciar enseñanza de aprendizaje y calificación de evaluación).

En su alegato al poder de los grupos nos habla de que son inevitables, modifican el comportamiento, impactan con fuerza en el rendimiento, desarrolla las habilidades sociales, trabaja las relaciones entre las personas, amplia el sentido de la evaluación ya que nos permite analizar más resultados, eleva la implicación de sus miembros (mencionando el efecto de facilitación social).

Señala que para que un grupo funcione ha de tener interdependencia positiva, compromiso individual, interacción motivadora, tener en cuenta las destrezas sociales de los miembros, y un buen tratamiento del grupo.

Se habla también de la necesidad de tener un plan de evaluación que nos permita responder las principales preguntas acerca de nuestra evaluación: Si vamos a evaluar individualmente o en grupo, los procesos o los resultados, las tareas, cómo vamos a realizarlo, etc.

Después comienza a realizar un análisis de los tres tipos de evaluación que se puede realizar:

  • Individual. Aquí me ha llamado la atención que aunque nosotros fijemos un objetivo didáctico como profesor, pueden imponerse los objetivos personales del alumno.
  • Grupos: Donde nos presenta la importancia de diseñar un buen proyecto para poder trabajar la creatividad, la búsqueda de medios para conseguir el resultado y sobre todo, la fase de compartir con los compañeros tanto los resultados como la forma en que se ha llegado a estos resultados.
  • Coevaluación: Comienza señalando la poderosa influencia que alguien de tu mismo nivel pueda evaluarte. Algunos de los puntos positivos de la coevaluación es que amplia el aprendizaje, presenta un apoyo social entre los alumnos, se puede realizar con mas frecuencia, se consigue más fuentes, y elimina la parcialidad que pueda tener el profesor.
  • Autoevaluación: Me gustó que lo definiera como un objetivo básico de la educación y nos señala como un obstáculo de nuestra sociedad que podamos sobrevalorar nuestras capacidades. Los aspectos en los que podemos focalizar la autoevaluación pueden ser: académicos, actos, emociones, intenciones, o valores.

En el último apartado del libro nos habla del diseño de experiencias diferenciando las representaciones y las simulaciones. En este tipo de actividades podemos analizar un mayor número de competencias.

Un libro que a priori puede parecer más ligero pero que por la cantidad de información es bastante denso y además muy especifico y ejemplificado. Me he quedado con varías ideas para poder aplicar en las clases.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mi

Noé Vicente

«Hay que estudiar economía, para aprender a evitar ser engañado por economistas» – Joan Robinson
 
Mi nombre es Noé Vicente y te doy la bienvenida a este blog donde se mezclan varias de mis pasiones, entre ellas la economía y la educación.

Comentarios recientes