La tendencia de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en los últimos años

En los últimos años cada vez hay un mayor número de empresas que aplican la Responsabilidad Social Corporativa.

La tendencia de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en los últimos años

En los últimos años cada vez hay un mayor número de empresas que aplican la Responsabilidad Social Corporativa (RSC)

La Responsabilidad Social Corporativa es una política voluntaria en el que las empresas se comprometen a contribuir positivamente a la sociedad, el medioambiente o la economía. Y esto les permite también usarlo como herramienta competitiva, ya que en los últimos años la preocupación por el medioambiente se está transformando de manera creciente en una necesidad y los consumidores le dan mayor importancia al desarrollo sostenible.

Ya que la preocupación por el desarrollo sostenible ha hecho que aumente cada vez más la tendencia de comprar a empresas con esta etiqueta entre los consumidores, y cada vez escuchemos más, por ejemplo, la palabra cruelty free (libre de crueldad animal), que es una etiqueta RSC para mencionar a empresas que no testan sus productos en animales, y que aumenta el interés de los consumidores. La preferencia de los consumidores de comprar a empresas que contienen estas etiquetas de RSC, hace que haya cada vez más empresas en el mercado con esta etiqueta.

Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

En 2015 se aprobaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con una serie de principios que tienen 169 metas asociadas que se van observando con el plazo hasta 2030. Y desde entonces cada día diferentes empresas adaptan sus acciones al plan de la RSC.

En 2016 las empresas ya contaban con los ODS, y con el Pacto Mundial de la ONU consiguieron que estos objetivos se reconocieran a nivel mundial, por lo que fue un año de un gran auge de la Responsabilidad Social Corporativa.

Estos son algunos ejemplos de las metas que se principios que contiene la RSC. Como pueden ser proteger la fauna y flora terrestres, acuáticas, la lucha contra el cambio climático, el uso de energías renovables, etc.

Temas más recurrentes entre las empresas con RSC.

Hay muchas empresas que aplican esta política para mejorar su reputación e imagen pero no aplican los principios requeridos al completo, sino posiblemente un 20% del total, y hay algunas empresas que al saber que no pueden cumplir al 100%, optan por no aplicarla. Como dice en el artículo sobre por qué no todas las empresas aplican la RSC.

Otras empresas, por ejemplo, aplican la RSC pero no al completo, o se le da mucho más peso a un principio que a otro.

Hay países que la gran mayoría de sus empresas les dan más importancia a unos objetivos que a otros; por ejemplo, en España, hay mayor número de empresas que contribuyen al trabajo decente que a la innovación, industria o infraestructuras. Aquí vemos cómo el 70% de las empresas contribuyen al trabajo decente, y a la innovación e infraestructuras contribuyen un 47% del total.

Cómo ha afectado la crisis por CO-VID 19 en la RSC

Como aparece en el gráfico, si bien antes de esta crisis, el cambio climático era el tema que preocupaba a mayor número de empresas, y el tema de la salud y el trabajo decente era minoritario.

En cambio, con la crisis del co-vid19 se ha dado un giro a los acontecimientos, y los temas que preocupan ahora a la mayoría de las empresas son el de la salud y el trabajo decente, y el cambio climático, ha perdido importancia pese a que sigue siendo el tema que preocupa al mayor número de empresas después del trabajo y la salud.

Esto se debe, en cuanto al tema de la salud, directamente a la pandemia que ha acabado con millones de vidas en menos de un año, y lo más prioritario es mantenerse sano.

Por otro lado, el segundo tema más preocupante tras esta crisis, es la preocupación por el trabajo futuro, ya que se han provocado infinidad de cierres de empresas, ERES, bajas… Con la repercusión tiene sobre la actividad de las empresas, éstas están vulnerables al cierre y se ven en la necesidad de centrar toda su atención en conseguir mantenerse en el mercado, y con la dificultad que ha generado esta crisis, se ha vuelto el tema más importante entre todas las empresas (como dice en el artículo sobre el aumento de la importancia de la RSC en la recuperación post covid).

Pero, aunque el tema más recurrente sea el de la salud y el trabajo, siempre está vigente la preocupación creciente por el cambio climático y el desarrollo sostenible. Y algo que habla mucho sobre esto es el consumo de energías, que en el caso de la RSC, se preocupan por utilizar energías renovables y minimizar el consumo de las no renovables.

Así, se hace un estudio sobre cuáles son los países que buscan un crecimiento económico en base al desarrollo sostenible, y lo miden con el índice global de la economía verde, que se correspondería con el PIB convencional, pero enfocado al desarrollo sostenible.

ÍNDICE GLOBAL DE LA ECONOMÍA VERDE

El crecimiento verde o índice global de la economía verde se utiliza mundialmente para dar un nuevo concepto de crecimiento económico alternativo que utiliza los recursos de manera sostenible en lugar del convencional crecimiento económico basado en el consumo y la producción.

En este mapa de coropletas se representa el índice global de la economía verde en 2018, que es un indicador de crecimiento económico basado en el desarrollo sostenible. En verde más oscuro aparecen los países que tienen mayor índice global de la economía verde, como pueden ser: Suiza, Suecia, Francia, Noruega… A los que le siguen Canadá, Japón, Colombia, Zambia… Y podemos observar que los verdes más oscuros se concentran en el norte del continente europeo, que contiene 4 de los 5 países con el mayor índice global de economía verde.

En comparación de la importancia de la RSC en 2015 con 2021, si ya en 2015 podiamos ver que ya se aplicaban estos principios para un desarrollo sostenible, con los años esta preocupacón ha ido aumentando cada vez a mayor escala, y cuando más se ha podido notar por el auge repentino debido a la crisis del 2021, que ha dejado una gran brecha en la economía global muy dificil de superar y que ha hecho que las empresas necesiten recurrir a la RSC para, de ésta forma, conseguir mantenerse en el mercado y proporcionar así, Derechos Humanos.

Soy estudiante de 2º de bachillerato de la asignatura economía de la empresa.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mi

Noé Vicente

«Hay que estudiar economía, para aprender a evitar ser engañado por economistas» – Joan Robinson
 
Mi nombre es Noé Vicente y te doy la bienvenida a este blog donde se mezclan varias de mis pasiones, entre ellas la economía y la educación.

Comentarios recientes