Los inicios de Meta

El 14 de Mayo de 1984, nació un jóven llamado Mark Zuckerberg en White Plains, Nueva York. Creció con sus dos padres y sus tres hermanas en una casa en el pueblo de Dobbs Ferry. Sus aficiones fueron bastante típicas para un jóven, de las que destacaba la esgrima y su amor por el Star Wars. En los estudios, era un chico aplicado con una mente prodigiosa que le permitía memorizar una gran cantidad de información en poco tiempo, algo que se vio reflejado en sus excelentes notas. Dentro de lo que cabe, se podría decir que la infancia de Mark fue relativamente ‘normal’. Pero todo cambió cuando encontró un libro de programación, el cual fascinó al joven Mark iniciando su amor por la informática.

En los próximos años, desarrolló una multitud de programas incluyendo Synapse media player, un programa que elegía música basado en los gustos del usuario. Consiguió la atención de grandes empresas como AOL y Microsoft, incluso siendo ofrecido 950.000 dólares por la adquisición del programa y un contrato de tres años para que trabaje para la empresa. La gran mayoría de personas habrían aceptado esa oferta sin rechistar, pero Mark optó por rechazarla para poder estudiar en la prestigiosa universidad de Harvard. Fue aquí donde creó la aplicación TheFacebook con la intención de trasladar la vida social de las personas a la web. Y el resto es historia.

Actualmente, es el CEO de la empresa de redes sociales mas importante del mundo, con un valor estimado de 933 mil millones de dólares. El impacto que ha tenido esta empresa en practicamente todos los ámbitos imaginables es indudable, haciendo a Mark Zuckerberg una de las personas mas influyentes del planeta (y también de las mas ricas). En un entorno que evoluciona tan rapidamente, la única forma de garantizar el fracaso es no tomar riesgos. Esta filosofía ha perdurado hasta el presente y es reconocible en el siguiente paso de la evolución de esta empresa, el cual su éxito podría suponer uno de los avances tecnológicos mas vitales de este siglo, o en el caso contrario la descomposición de todo lo que Mark ha conseguido en las últimas dos décadas. Con todo esto en mente, vamos a hablar de Meta.

¿Qué es Meta? Para empezar, vamos a ver el sentido etiológico de la palabra. Deriva de la palabra griega Meta, la cual significa “traspasar” o “ir mas allá de”, además de numerosos significados similares. Con Meta, Mark pretende crear una realidad que transciende la nuestra que existe conjuntamente con el mundo físico.

¿Y por qué el cambio de nombre? El creador de Facebook explica que Facebook no engloba todo aquello que busca conseguir con su nuevo emprendimiento, y por lo tanto el cambio de nombre es necesario.

Ahora que sabemos lo que significa Meta, ¿qué es? Esta pregunta es algo complicado de contestar, ya que es un proyecto tan ambicioso que resulta difícil saber por donde cogerlo. Pero para resumir, vamos a decir que es una interfaz mediante la cual podremos comunicarnos con personas de todo el mundo, jugar juegos, vivir experiencias virtuales, ver películas, crear mundos… Es una descripción que deja muy poco en claro, pero explicar todo lo que pretende conseguir sería una locura. Resulta mas simple decir que pretende tomar todos los avances en las tecnologías en los últimas décadas y combinarlas sin costura para crear un mundo que no solo existe al márgen del nuestro, sino en paralelo.

Si todo esto suena como algo sacado de una película de ciencia ficción, es porque lo es.

Pero aunque todo esto parezca algo nuevo, la idea de un Metaverso en realidad no es algo que se le pueda atribuir al creador de Facebook. En el año 1992, el autor estadounidense Neal Stephenson escribió acerca de un metaverso en su obra Snow Crash, en la cual las personas recurrían a este mundo virtual para escaparse de la realidad, la cual es típicamente distópica y francamente horrible. En las útlimas décadas, con la creciente influencia del internet y las tecnologías modernas se ha recurrido en abundancia a este tema en obras de ciencia ficción o cyberpunk. Las exitosas películas El Matrix o Ready Player 1 serían buenos ejemplos de metaversos. Pero a pesar de que la idea inicial no la haya tenido Mark, no quiere decir que no tenga mérito el gran riesgo que está realizando su empresa invirtiendo tanto capital en un proyecto tan ambicioso como Meta. Al fin y al cabo, una buena no es mas que una idea si no se pone en práctica.

En 2014, Facebook adquirió Óculus, la tecnología de realidad virtual, por 4 mil millones de dólares, y en los siguientes años la empresa ha invertido aproximadamente 5 mil millones de dólares al año en ella. Según el mercado, esta decisión no tiene lógica alguna debido a la relativa poca demanda que hay para esta tecnología, pero tras la declaración de Meta el 28 de Octubre de 2021, se ha puesto en evidencia el propósito de esta inversión. Pretende crear un mundo en el cual te puedes inmersar por completo, y para ello usaremos cascos con gafas virtuales para quitar la barrera sensorial que supone mirar una pantalla. Busca que no solamente veamos Meta, sino que nos metamos en ella. Hay muchos que dudan la posibilidad de crear una tecnología tan punta con los medios que tenemos actualmente, pero hasta el 31 de Marzo de 2022 no habrá forma de saberlo con certeza.

Por un lado, la creación de hardware que pueda posibilitar la visión de Meta es un paso esencial en su creación, pero falta por desarrollar lo que es sin lugar a duda la parte mas importante del proyecto, el Metaverso. ¿Cómo pretende no solo unir sino cohesionar todos los distintos elementos que hemos mencionado anteriormente sin que sea un revoltijo de ideas? Algo que pueda sorprender a muchos es que ya existen metaversos. Juegos como Secondlife permiten a usuarios crear sus mundos y vivir en ellas, pero no son metaversos propiamente dichos debido a lo restringido que son. Pero en el año 2018, dos programadores Argentinos Ari Meilich y Esteban Ordano crearon Decentraland, un mundo virtual en la cual los usuarios pueden comprar terrenos digitales en las cuales pueden hacer absolutamente lo que quieran, el único límite siendo su imaginación. Decentraland dispone de una economía interna impulsada por la moneda digital llamada Mana que en este momente equivale a casi 4$, y esta está repercutiendo en el mundo real con usuarios vendiendo sus obras a precios extraodinarios.

Una característica importante es el hecho de que los creadores de Decentraland no buscan controlarlo, sino que buscan dar autonomía a los usuarios y cuando lo vean posible soltar las riendas y permitir que sea completamente controlada por los jugadores. Críticas de Meta hacen incapié en el hecho de que no será un Metaverso propiamente dicho, ya que para serlo debe ser autónomo, no puede ser gobernada por una entidad como Meta. Además no ayudan las numerosas controversias relacionadas a la censura y la manipulación de información a las que ha sido sujeta la empresa en los últimos años. Muchos sospechan que este ‘rebranding’ es una táctica de marketing para distanciar a la empresa de estas controversias, y que Meta es solo un juego de luz y sombras para alejar la atención de problemas mas grandes dentro de la propia empresa, como el impacto negativo que están teniendo sus aplicaciones en diferentes facetas de la sociedad.

En todo caso, es indudable que el cambio realizado por Mark marca el inicio de un largo camino que tiene el potencial de conducir nuestras vidas en una dirección mas digitalizada que nunca, ya sea para bien o mal.

Fuentes:

https://es-m-wikipedia-org.translate.goog/wiki/Snow_Crash?_x_tr_sl=es&_x_tr_tl=en&_x_tr_hl=en&_x_tr_pto=sc

https://finance.yahoo.com/news/most-expensive-virtual-plot-land-185000712.html?guccounter=1&guce_referrer=aHR0cHM6Ly93d3cuZ29vZ2xlLmNvbS8&guce_referrer_sig=AQAAAE8NBQyCfvYKrVI2tO1X_5dyogBe-BP7mo9Klc8WlYiKUaCVaeXxwOPGKs0w9g14kJ3h8YXK-aUMJxoVCDIJ7HvYocExYraDpKk0LI6is7MnkfhQ6f_74KWwKwo-JwK1unXl5PS56c6OZ7WFMuOZyP1z5nld6lfNsMSY5zWXoNuN

https://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/11459464/11/21/La-verdadera-razon-por-la-que-Facebook-se-ha-cambiado-el-nombre-a-Meta.html

https://www.theverge.com/22749919/mark-zuckerberg-facebook-meta-company-rebrand

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mi

Noé Vicente

«Hay que estudiar economía, para aprender a evitar ser engañado por economistas» – Joan Robinson
 
Mi nombre es Noé Vicente y te doy la bienvenida a este blog donde se mezclan varias de mis pasiones, entre ellas la economía y la educación.

Comentarios recientes