LOS NFT, ¿EL FUTURO DE LA MÚSICA?

Seguramente en alguna ocasión hayas leído por la red NFT. ¿Qué es un NFT? ¿Dónde se crean? ¿Quién los tiene? Etc… Si buscamos un poco por internet, ahora mismo encontrarás que la gente está pagando entre 6, 7 y 8 cifras por algo que se está vendiendo como NFT (non-fungible tokens).

Un NFT es un token, un certificado digital vamos a decir que representa algo no fungible, algo irreemplazable, algo único. Además es un tipo de archivo que puede almacenar información acerca de la propiedad intelectual o digital.

En palabras más sencillas lo que hace es acreditar la autoría, la autenticidad de una obra digital: puede ser en música, vídeo, una imagen, una obra de arte, todo aquello que está en la red puede ser un NFT.

Lo que la gente se cuestiona es. ¿Para qué quiero tener un archivo que es el original si todo el mundo va a poder tener copias de este archivo? Cuando alguien tiene una canción qué más da que sea original o no, si es exactamente igual. Por ejemplo tú puedes imprimirte La Gioconda o buscarla en Internet y verla incluso verla en más calidad de que lo que la puedes ver en el Museo del Louvre, pero si lo pensamos, todos queremos ir a ver el original, ¿no?

Un valor que sí que le hemos dado a las obras físicas por ejemplo a los cuadros no se lo otorgamos a las obras musicales , quizá lo que hay que hacer es cambiar un poco nuestra perspectiva, y acabará cambiando poco a poco. Vamos a conseguir un archivo maestro  y que en definitiva es la base del archivo original por supuesto se van a poder hacer copias. Pero gracias a esta cadena de blockchain que es como trabajan las criptomonedas se va a poder acreditar y se va a saber a ciencia cierta cuál es el archivo original y a quién le pertenece.

¿Está revolucionando el mundo o va a revolucionar el mundo de la música? Pues en cierto modo. El punto más importante por lo que los NFT’s estan revolucionando el mundo es por cómo gestiona los beneficios obtenidos. Funciona de esta manera, vamos a hablar de España y suponemos que en el resto de países normalmente se realiza una lista con las canciones que más han sonado en radios y televisiones sobre todo que es lo más dinero genera.

Vamos a ponernos en el hipotético caso de que se recauden 100 millones de euros. ¿Cómo se recauda? Todas las salas en las que se reproduce música con derechos de autor tienen que pagar una pequeña suma de dinero. Incluso cuando compramos un cd, un USB o un teléfono. Está pequeña parte va para todo esto. Pues imaginemos que si se han recaudado 100 millones de euros y tenemos aquí la lista de artistas que más han sonado. Vamos a poner que el que artista más ha sonado con un 10% de las canciones que se han puesto o mejor dicho que se han registrado en estas encuestas y que se han hecho es Acraze. Por ejemplo pues se va a llevar el 10% de estos 100 millones de euros, otro artista 9% y al final llegaremos en gente que tiene un 0,01% que apenas le va a llegar unos pocos ingresos .

¿Pero cuál es el gran problema? Que no se ha registrado toda la música que se ha puesto en todas las radios todas las televisiones todos los eventos. En radios y televisiones podría ser más sencillo pero los eventos va a ser más complicado saber cuándo alguien está reproduciendo determinada canción. En las salas hoy en día apenas viene alguien para contabilizar los títulos que se están reproduciendo . Con esto se están perdiendo un montón de ingresos porque quizá los temas que se están reproduciendo nadie los está contabilizando. Aquí es donde  entra el NFT.  Imaginemos que en un futuro un dispositivo tipo Shazam que vamos a tener en todos los establecimientos. En cualquier sala, bar o club también puede estar este dispositivo para detectar automáticamente que está sonando. Y gracias a los Smart Contracts que esto es lo que hace Ethereum. De manera automática, no va hacer falta que acabe el año para hacer las cuentas de ingresos porque ya queda registrado y se sabe perfectamente ese tema que está sonando y a quién le pertenecen estos ingresos, en este caso será el artista, su sello discográfico o su distribuidora, pero ya se sabe. De esta manera estamos consiguiendo un reparto mucho más justo. Fijémonos que ya no interviene nadie que vaya a controlarlo ni los medios ni la radio ni los sellos y esto es una de las partes de Ethereum que tenemos que tener muy en cuenta.

Los Smart Contracts, por ejemplo si compramos un billete de avión y en las condiciones pone que si se demora más de 2 horas te devuelven el dinero. El vuelo era las 12:00 y de repente son las 14:00. En ese mismo momento se nos devuelve el dinero. Con esto ya nadie tiene que gestionar la devolución ni la reclamación. Estos pagos con Smart Contracts serán muy probable el futuro en muchos sectores. De hecho en los NFT’s  puede venir directamente ya la información de quién han sido los ingenieros de mezcla, quién es el cantante y repartir los ingresos en porcentajes a cada uno de ellos . El NFT va a desembocar o va suponer unos pagos más justos, más rápidos y más precisos para los artistas pues por estas razones será muy bien recibido para el sector de la música. Estos son unos pocos artistas que están vendiendo sus obras como NFT. 3lau vendió su álbum Ultraviolet con 33 archivos por 11,7 millones de dólares. Don Diablo un directo que retransmitió lo vendió por 1,2 millones de dólares. GRIMES vendió su arte de Fantasía Digital por 6 millones de dólares. Disclosure vendió una canción que hizo en directo en Twitch por 40 mil dólares.

También se ha llegado a vender tweets por 3 millones de dólares. Como el primer tweet que se hizo en Twitter. Seguramente al ver estas 6 o 7 cifras pensemos que esta venta de NFT no es más que una fiebre del oro de los inversores o coleccionistas. Pero no nos preocupemos porque no todas las obras digitales que se están vendiendo como NFT  no alcanzan estas cantidades. Aunque si lo pensamos detenidamente, de siempre los cuadros en las subastas y el arte han alcanzado valores a estos precios o incluso mayores, son cantidades obscenas, absurdas y completamente desorbitadas, muchas veces. Pero es arte y aquí cada uno tiene un precio personal para el arte.

El NFT va a tener 3 funciones principalmente. Que los propios artistas sean los propietarios de su música y de todos los ingresos que este vaya a generar evidentemente. Obtener como decíamos ingresos más precisos, más rápidos y más justos también. Y para que pasen de ser obras digitales a artículos de coleccionista. Que para los fanáticos o los fans o seguidores puede adquirir un valor mayor. Esta innovación del NFT es como un tren, o nos montamos o nos quedamos atrás. Todo indica a que habrá que aprender a vivir con ello. Como siempre ante los grandes cambios o las grandes oportunidades puede aparecer el temor por desconocimiento, pero esto es una realidad y nos a tocar a vivir con ello. El NFT ha venido para quedarse, y aprender cómo funciona va a ser a partir de ahora una tarea más para las personas que se dedican al sector de la música.

a bit messy

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mi

Noé Vicente

«Hay que estudiar economía, para aprender a evitar ser engañado por economistas» – Joan Robinson
 
Mi nombre es Noé Vicente y te doy la bienvenida a este blog donde se mezclan varias de mis pasiones, entre ellas la economía y la educación.

Comentarios recientes