La Deuda del Barça

LA DEUDA CULÉ: ¿ SALVABLE O MATADORA?

Desde hace unos años el fútbol club Barcelona tiene muchos problemas económicos y sus logros deportivos no son los esperados por los fans culés.

 El Barcelona se encuentra en una situación financiera dramática, su nuevo presidente Joan Laporta en una rueda de prensa anunció que el Barça en la temporada pasada con Josep María Bartomeu (ex presidente) había generado una deuda de 451 millones de euros.

Estas deudas no son sólo un inconveniente económico si no que a la vez no permite al club conseguir sus objetivos deportivos, ya que no pueden permitirse sueldos carísimos para contratar a los mejores jugadores.

 Los accionistas, socios y aficionados culés preocupados por la situación preguntaron al presidente que cómo haría para salir del pozo económico provocado por la directiva anterior.

Laporta afirmó tajantemente que hay varias vías de negocio donde el barça puede aumentar sus beneficios como por ejemplo las nueva propuesta de los grandes clubes de crear la Superliga Europea, así podría generar muchos ingresos. 

El problema a día de hoy , es que los aficionados culés no están a favor de la súper liga, ya que ellos preferían seguir con el fútbol de toda la vida y seguir con la Champions League, una de las competiciones más importantes del mundo.

 Una de las otras opciones que tiene el presidente en mente es la creación de bonos para los aficionados, esta propuesta tiene dos ámbitos:

El primero va dirigido para todo el barcelonismo a nivel mundial con la intención de que se vincule voluntariamente para ayudar a la entidad en la medida de que cada socio o socia, aficionado aficionada quiera. 

El segundo, es más elaborados profesionalmente , es una emisión de bonos,Éstos bonos se darían a cambio de un interés razonable y la idea sería devolverlos en capital más el interés al cabo de cinco o seis años.

 Como posibles soluciones hay muchas afirmó el presidente Joan Laporta, el problema es saber por qué se ha producido esta deuda, cuáles han sido sus causas y señalar a los culpables.

 Los dos grandes causantes de este drama económico son dos: 

 Una cosa inesperada y que afecta a todos los clubes: las consecuencias de la pandemia del coronavirus que impidió al Barça ingresar 523 millones como mínimo desde el confinamiento en 2020 hasta el final de este en junio de 2021, ante la previsión de que los estadios seguirían cerrados ,el turismo apenas llegaría a las tiendas y al museo del club.

 El otro si es responsabilidad de unos dirigentes que no supieron crear un límite salarial, aunque con él corrieran el riesgo de perder a algún crack.

La gestión de la directiva deportiva y económica desde la furgo de Neymar en 2017 ha sido un desastre absoluto, los 222 millones ingresados del PSG, se convirtieron

en 500 millones de gastos en jugadores, que para colmo no rindieron deportivamente: Dembélé, Coutinho y Griezmann. Y finalmente está el caso de Messi, cuyo salario condiciona totalmente al club por mucho que se defienda que lo que produce su imagen devuelven ingresos la inversión.

 Los dirigentes de los que ya hemos hablado son el ex presidente Josep María Bartomeu junto a su equipo directivo.

 Pero de lo que muy poca gente habla es que el Barça es uno de los cuatro equipos que no se vio forzado a reconvertirse como sociedad anónima deportiva a principios de los 90. La ley exime al club azulgrana al Madrid y el Athletic de Bilbao porque los históricos  que no habían bajado nunca segundo y eso es una porque lleva cuatro años sin pérdidas en el momento de entrar en vigor esta norma.

 Si el Barça se convirtiese en una sociedad anónima habrían consecuencias que no serían del agrado de los barcelonistas.

  1. Ánimo de lucro: al no ser una sociedad anónima, buscan siempre el máximo rendimiento deportivo y conseguir sus objetivos por eso los que están al mando no deben buscar su interés individual sino el bienestar y beneficio del club. 
  2. De socios a accionistas: un aspecto clave en la propiedad del club es que deja que sus fans sean socios y puedan decidir en la reuniones de estos, el problema es que si se convirtiesen en una sociedad anónima podrían pasarse de socios a accionistas, ya que el club podría recibir aportaciones en capital y cotizar en bolsa, así teniendo inversores generarían unos dividendos para sus accionistas.
  3. Sin elecciones: en el Barça en la Asamblea General los socios deciden quien preside la directiva, mediante elecciones cada seis años. En la sociedad anónima deportiva las decisiones las toma la junta de accionistas y el consejo de administración, pero si alguien tiene más del 50 % puede hacer y deshacer lo que él quiera yaa que tendría el poder total.

 El miedo general de los que aman o amamos este club es la posible quiebra y qué pasaría; a continuación os dejo un enlace de la contestación a esta pregunta redactada por la revista The CONVERSATION.

https://theconversation.com/amp/y-si-quebrase-el-barca-169407

Redactado por Andreu Vivó Granell.

1º de Bachillerato-Economía.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mi

Noé Vicente

«Hay que estudiar economía, para aprender a evitar ser engañado por economistas» – Joan Robinson
 
Mi nombre es Noé Vicente y te doy la bienvenida a este blog donde se mezclan varias de mis pasiones, entre ellas la economía y la educación.

Comentarios recientes