No sin mi pensión

Los países desarrollados adoptaron hace décadas un sistema de pensiones públicas para erradicar el problema de la pobreza entre las personas mayores. Ahora, este sistema está en crisis en todas partes pero especialmente pronunciada en España.

Para entender que es lo que está pasando, primero hay que saber que es una pensión, una pensión es una cantidad de dinero que un organismo oficial paga a una persona regularmente como ayuda económica por un motivo determinado, ya sea de jubilación, de viudedad etc…

También hay que distinguir la existencia de dos sistemas de pensiones. Por un lado nos encontramos con el sistema de reparto; el cual se basa en la transferencia de renta entre generaciones, en el que los trabajadores paga y cotizan para que los jubilados reciban su pensión. Este sistema está relacionado con el sector público. Por otro lado, el sistema de capitalización tiene que ver más con el ahorro. En este, un trabajador aporta dinero para que se invierta y genere una rentabilidad que el trabajador podrá recuperar en el futuro.

Algunos factores que hace peligrar este sistema de pensiones son:

-La esperanza de vida en España es una de las más altas del mundo , si esto, ya de por sí, pondría en peligro el sistema, hay que combinarlo, además, con una de las tasas de fertilidad más bajas del mundo. De modo que cada vez hay más personas mayores cobrando pensiones durante más años, mientras cada vez llegan menos jóvenes al mercado laboral para pagar estas pensiones en un sistema de reparto como el español.

-España tiene una de las tasas de empleo más bajas. Esto implica que un porcentaje muy bajo de personas, de una población que decrece, trabaja para mantener a las personas mayores.

-Los fondos que tiene reservados España para pagar las pensiones son muy escasos.

 El pacto alcanzado entre el Gobierno y los agentes sociales permite dar algunos pasos para calmar los efectos de la venidera crisis de las pensiones porque:

  • Retrasa la edad de jubilación, que en2027 llegará a los 67 años.
  • Introduce fórmulas complejas para desincentivar el acceso a la jubilación anticipada y para premiar a las personas que optan por trabajar (y cotizar) más años.
  • Amplia algunos de los periodos de cotización para alcanzar la pensión completa

Todos estos cambios son positivos y bienvenidos.

El problema principal lo redacta el informe España 2050, elaborado por un centenar de expertos para analizar cómo evolucionará la sociedad y la economía española en las próximas décadas, advierte que dentro de 30 años habrá solo tres cotizantes por cada dos pensionistas en España (un cotizante y medio por pensionista), una circunstancia que, de no corregirse, hará insostenible el sistema, que requiere como mínimo de 2,5 cotizantes por cada pensionista 

Este escenario financiero y social, lamentablemente realista, está presente ya en 13 provincias españolas, que disponen solo de 1,5 cotizantes o menos por cada prestación de vejez, viudedad o invalidez.

España cuenta actualmente con 1,95 cotizantes por cada pensionista, una proporción insuficiente para alimentar el equilibrio presupuestario del sistema (el equilibrio presupuestario se produce cuando la suma de los ingresos es igual al total de los gastos de las administraciones públicas)

Gráfico pensiones de jubilación:

Ideas para encontrar soluciones:

– Formar financieramente a los ciudadanos para que entiendan que no es un problema de “cuanto voy a cobrar y como voy a vivir con eso “sino de “que calidad de vida quiero tener, cuanto me va a dar la pensión pública y cuanto necesito ahorrar para cubrir la diferencia”.

Fomentar el ahorro privado para completar esa renta básica que se deberá percibir

-Aplicar un sistema de cuentas nacionales, para que el ciudadano vea reflejado el ahorro personal que se va acumulando para cubrir esa pensión pública

– Desviar a los presupuestos del estado las pensiones públicas no contributivas y otras que son una ayuda social (viudedad, orfandad) sin relación con las pensiones por trabajo

Fomentar medidas de liquidez de la riqueza (jubilados con piso en propiedad), como hipotecas inversas o rentas vitalicias

Fomentar el ahorro de jubilación

Planificar ya políticas sociales para atender el ciclo pasivo dependiente. El alargamiento de la esperanza de vida supone que va a crecer mucho y es sensiblemente más caro. 

Resolver el tema de los autónomos. Está bien que haya ayudas a jóvenes, pero no es aceptable que la cotización (que va a ayudar en el soporte del sistema de reparto) esté en manos del cotizante, y más del 80% cotice por la mínima, a la espera de una pensión que deberá tener un importe mínimo.


 Desde mi punto de vista, pienso que el “problema” es que cada vez vivimos más y queremos jubilarnos a la misma edad, creo que a todo el mundo le gustaría una vez jubilado/a tener un buen sistema de pensiones, y un buen funcionamiento de este es clave para el desarrollo del país.

Video explicativo

Deja un comentario